sábado, 14 de marzo de 2009

Sentencia del Por qué

Ahora que la noche va dejando paso a un nuevo día, los recuerdos se amontonan. Es curioso como en momentos tan amargos la cabeza de uno es capaz de adentrarse e situaciones y lugares que uno creía olvidados bajo el manto, propio de mí, del despiste y el olvido.

Muchas preguntas se acumulan, de difícil respuesta....

Ahora soy yo, el que no entiende por qué no me comí aquella onza de chocolate, que mi madre había dispuesto con perfecta geometría sobre un trozo de pan blanco, es ahora, cuando me pregunto por qué no fui aquel día con ella a comprar a la tienda de abajo, en vez de estar leyendo o viendo la televisión. Es ahora, cuando me pregunto por qué no fui con ella a comer, la última vez que me lo propuso, ya que ese día prefería estar en casa, es ahora cuando pienso por qué no....... mejor ya no pensar más en ello, pero mi cabeza aún sigue intentando averiguar por qué, por qué.... por qué.

Se que nunca tendré respuesta, pero más seguro estoy de que ella no las buscaba, y tan solo me dejaba, ser como soy.

Se que hoy, es feliz, nunca en la vida me había sentido tan arropado por amigos que en ningún momento me han dejado solo, y eso se lo debo a ella, por qué como ella, no me conoce, ni me conocerá nadie.

Te Quiero....

6 comentarios:

  1. Amén, hermano.

    Aunque algunas de nuestras preguntas seguirán siempre sin respuestas -el ser humano es así deimperfecto-, al menos ya sabes por dónde andan tus "ángeles de la guarda". Por Almería ronda uno que te debe mucho...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. De aquí me sale un gesto amigo; tal vez una coña - de esas que tanto te gustan-, una proposición con un café por medio o una conversación llena de ironía.

    Es todo lo que te puedo ofrecer. Para palabras bonitas, con las que he leído, ya me conformo.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabéis que vosotros sois para mí algo más que "ángeles de la guardia".

    El Café, muy prontito querido amigo

    ResponderEliminar
  4. Amor y Socorro a los encarcelados14 de marzo de 2009, 17:21

    Hay algo que debe aliviar tu condena y es que "nunca caminarás solo" (como dicen por Inglaterra), no solo por ese Angel que tan bien te conoce sino por todos tus amigos, aquellos que no dejamos de sorprendernos contigo y a los que tanto ayudates incondicionalmente..........

    ResponderEliminar
  5. Gracias Amor y Socorro.... tiene usted nombre de hermandad de vísperas.

    No os preocupéis que seguiré sorprendiendo, siempre se me ocurre alguna cosilla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tantos recuerdos con los que tienes que seguir adelante en la vida, tantas preguntas que te seguirán asaltando cuando menos te lo esperes, tantas cosas que te recordarán momentos, comentarios, gestos, olores, situaciones... todo eso siempre estará presente, pero debemos hacernos fuertes y seguir.
    Recuerda que hay muchas personas que te necesitan y no pueden permitir que te quedes viviendo de los recuerdos, la vida sigue y hay que coger el toro por los cuernos.
    Además yo personalmente necesito tu ayuda todavía en muchas cosas.

    ResponderEliminar